Con la proliferación de los nuevos sistemas de marketing, los medios han ido transformado su esquema publicitario. Actualmente, la tendencia es más digital, omnicanal y programática, lo cual acarrea una importante apuesta para ofrecer las mejores soluciones tanto en Branding como en Performance.

La relación entre las marcas y los consumidores está cambiando a pasos agigantados. Para este 2016 podemos identificar 5 puntos prioritarios para planificar y sacar un buen rendimiento de las campañas online: 

1. Planifica audiencias interesadas en tu producto, servicios que prestas, pero no compres espacios publicitarios en los que no conoces bien su afinidad.

2. El modelo de atribución last click ha dejado paso al modelo de atribución, siempre apoyado en herramientas de medición que te ayuden a interpretar la ayuda en la conversión de cada palanca utilizada. Una buena herramienta es la que proporciona Eulerian Technologies, líderes en el mercado galo sobre esta materia.

3. No evalues una campaña por solo el CTR ya que la mayoría de los clics que se producen, un 58%, no leen el mensaje publicitario que tenemos. Además, casi el 90% de los banners no llegan a ser clicados, y por tanto no llegando a la página de destino.

4. El contenido será el rey en 2016. Un buen posicionamiento de la web, un contenido atractivo para el usuario, serán las claves para conseguir que los usuarios lleguen a convertir en clientes y fidelizarles gracias a un contenido afín a lo que buscan.

5. Consigue rodearte de un buen equipo de analistas online y si no, busca una agencia que pueda darte ese servicio, que sea partner tuyo para que se optimice la inversión publicitaria online. Hoy en día cada vez es más complicada la tarea de analista de las distintas acciones online que se ponen en marcha.

Finalmente, lo importante de toda estrategia online es relacionar bien los objetivos con las métricas empleadas para analizar bien el ROI de campaña.

 

 

Como empresa o community manager, te preocupará la medición de la rentabilidad de las campañas que lleves a cabo. El marketing online puede llevar tráfico a tu web, pero para optimizar resultados, hay que medir bien los canales de promoción. ¿Cómo hacer?

Debes implementar los objetivos del negocio a través de la KPIs. Antes de poner en marcha una estrategia online, debes sentarte y pensar cuáles van a ser los objetivos de tu negocio. Una vez identificados, debes conocer los indicadores que te informarán del rendimiento.

Los objetivos de negocio son muy variados:

-Crear conciencia de marca: La mayoría de las empresas quieren dar a conocer su marca con la esperanza que los clientes encuentren en ellas la forma de saciar sus necesidades.

-Fidelizar: Los clientes comprometidos son aquellos que son leales a la marca. El engagement, se puede medir por la actividad del social media. Los comentarios y la cantidad de "me gustas" demuestran la implicación de los usuarios con la marca.

-Generación de leads: Este objetivo se puede medir a través de la cantidad de formularios, inscripciones a la newsletter o comprar que realizan los clientes en la web. Para cada empresa, el lead supone una cosa distinta.

Lo importante de toda estrategia online es relacionar bien los objetivos con las métricas empleadas para analizar el ROI.

Llega a Facebook lo que muchos estábamos esperando, el nuevo botón "ya no me gusta", según ha anunciado recientemente Mark Zuckerberg. Lo que aún no se sabe, es si realmente será en forma de botón o en forma de emoticono. Aún sigue siendo una incógnita.

Este es uno de los pequeños cambios que podrían tener grandes consecuencias para la red social. Y es que este botón puede ofrecer información muy valiosa a las empresas en relación a su audiencia. Las marcas esperan con expectación las consecuencias de esta actualización, sobre todo por el impacto que puede generar negativamente en el branding empresarial.

Es posible que esta actualización sirva como guía para otras redes sociales y copien su efecto. Sería interesante conocer si el botón "no me gusta" se incluirá en los anuncios de pago de Facebook que en ocasiones son tan molestos para los usuarios. Este botón podría convertirse en una pesadilla para las marcas que apuestan por este canal para promocionar sus productos y servicios. ¿Cuáles serán los siguientes pasos a seguir?

El influjo de las tecnologías en los hábitos de comunicación, ha sido impactante. A menudo, los usuarios de las redes sociales y los móviles, suelen comprimir las palabras y expresiones dando lugar en ocasiones a faltas de ortografía. Es frecuente encontrar frases con "q" en vez de "que" o "+" en vez de "más", principalmente entre los usuarios jóvenes.

La semana pasada, Twitter y la Fundación del Español Urgente, convirtieron un hashtag en tendencia nacional, en el que se hacía hincapié al buen uso de la lengua en redes sociales. Su objetivo no era eliminar los errores de la comunicación a través de WhatsApp o SMS, sino que pretende borrar la pereza lingüística en plataformas de comunicación tales como Facebook o Twitter.

Antonio Banderas fue el primero de muchos personajes populares que se sumaron a esta iniciativa. Son muchas las personas que a la hora de escribir hashtags en Twitter se cuestionan si deben ir o no con tilde, ya que piensan que el sistema no las incluirá en la búsquedas ni categorías. Pero nada más lejos de la realidad.

Desde hace años, Twitter permite a sus usuarios usar tildes y otros símbolos ortográficos en los hashtags. Una vez descartados los problemas técnicos, es conveniente usar adecuadamente la escritura en los tweets por el bien de las cuentas de Twitter como de los usuarios que los leen.

A la hora de crear una campaña de marketing online, hay dos estrategias: Push (como su nombre indica, campaña de "empuje" de la marca) y pull (potencia el conocimiento de los productos/servicios de los clientes). 

En las campañas push, el cliente espera un impulso en las ventas o contrataciones de sus servicios a través de diversas acciones de marketing online. La gran ventaja que tiene este tipo de campañas es su gran alcance debido a la cantidad de impactos que se realizan para aumentar los leads, pero a su vez puede resultar demasiado intrusivo. El ejemplo más claro lo encontramos en la televisión donde los anunciantes exponen una y otra vez sus anuncios causando un efecto negativo en el receptor. 

Las campañas pull, están enfocadas no tanto a la venta sino a las acciones de branding con el fin de potenciar la imagen de marca de la empresa. En estas acciones de marketing, el usuario busca los productos o servicios de una empresa porque tiene una necesidad que cubrir. El pull marketing no provoca una venta si no que la ofrece de un modo sutil al consumidor. 

Si quieres una estrategia de marketing online para tu empresa, no dudes más y contacta con nosotros a través de Okydoky.es o llamando al 911 399 108