En el plan de marketing de las redes sociales, debe desarrollar propiamente lo que se denomina pirámide de marketing. Esta pirámide, está compuesta por tres pilares:

a) Objetivos de la empresa que se persiguen con la inversión en acciones de marketing online: Lo que generalmente buscan las empresas son generar imagen de marca entre los consumidores, aumentar la reputación en el medio online, ventas, entre otros objetivos.

b) Objetivos del plan de marketing: Se debe analizar qué se pretende conseguir con las diversas acciones de marketing.

c) Analizar los resultados: De nada sirve que se realicen las acciones de marketing si no se miden los resultados y se comparan con los objetivos iniciales que se quería alcanzar.

Una vez que se tienen claros los objetivos, hay que realizar una estrategia con la cuál conseguirlos. Ejemplos de estrategias:

-Conseguir que los clientes lleguen a la marca. Para conseguirlo, se puede crear un blog corporativo con el que difundir la imagen de la empresa en el medio online. De esta manera, se consigue difundir una imagen innovadora de la marca fácil de actualizar y además, se ayuda al posicionamiento de la página web de manera natural. Es decir, los blog ayudan a que los buscadores indexen la página web y aumenten posiciones en el buscador frente a su competencia.

-Dar a conocer la marca. Una de las acciones en social media que más repercusión tiene es la creación de eventos y la relación con influencers con el fin de que difundan su experiencia con la marca de una manera libre y a sus seguidores. Otra forma de realizar branding en redes sociales es a través de las campañas publicitarias.

-Crear una imagen de la marca en redes sociales: a través de la creación y gestión diaria de contenidos en la página de la empresa en social media. Los contenidos deben ser no solo promocionales de la marca, sino de sector con el fin de fidelizar clientes. Otro de los aspectos a tener en cuenta para hacer que se incremente la participación de los usuarios en redes sociales, es la creación de concursos en Facebook, Twitter o blog.

Una vez que se tenga clara la estrategia en redes sociales, hay que realizar un presupuesto de las acciones que se van a llevar a cabo y que englobe todo.

A la hora de poner en práctica las acciones de marketing debemos tener en cuenta los objetivos, las estrategias, los planes de acción relativos a los elementos del marketing-mix que facilitarán y posibilitarán el cumplimiento de la estrategia dictada a nivel corporativo año a año, paso a paso.

Todo community manager que se precie, debe reunirse previamente con el cliente y éste, debe contarle qué desea conseguir con la presencia online. En este punto de partida, se deben realizar preguntas al cliente que sirvan de inspiración para la creación de la estrategia online. Estas preguntas son:

  • ¿Cuál es el target al que queremos dirigir el plan de marketing estratégico?
  • ¿Cuál es la competencia directa que tiene la marca en cuestión?
  • ¿Dónde estamos actualmente? La respuesta a esta pregunta se encuentra en la analítica del entorno en el que se encuentra la marca.
  • ¿Qué acciones se han hecho hasta el momento para la promoción de la marca en el entorno digital?
  • ¿Cuáles son los objetivos de negocio? Se debe preguntar al cliente qué metas persigue con las acciones de marketing online.
  • ¿Cuál es el presupuesto con el que se cuenta para las acciones de marketing? Una vez que se defina bien el presupuesto, se repartirá en diversas partidas para todas las acciones de marketing online.

La estrategia es el conjunto de acciones planificadas para la consecución de unos objetivos determinados,una hoja de ruta a medio-largo plazo. Ahora bien, la estrategia, no se puede llevar a cabo sin tácticas es decir, sin actos puntuales que se engloban dentro de la estrategia general y que se encuentran orientados por las directrices marcadas por esta y a través de las cuales se van alcanzando individualmente los objetivos a corto plazo.

Las estrategias de un buen plan de marketing en medios tradiciones no son las mismas que las que deberemos emplear en el mundo online, al mismo tiempo, dentro de los social media la empresa o institución tendrá que analizar cada una de las diversas plataformas y llevar a cabo una estrategia diferente dependiendo de las características específicas de esa red social y de sus usuarios.

Pero siempre se debe aprovechar la oportunidad de crear una conexión entre todos los perfiles de la marca en las diferentes redes, enlazando contenidos, y creando expectación para asegurarnos la fidelización.

Para realizar branding en redes sociales, hay que identificar y destacar los puntos fuertes de la marca. Una vez identificadas, habrá que analizar cuál es el público objetivo a que queremos llegar y en dónde podremos encontrarlo. No todas las empresas encontrarán a su público en todas las redes sociales, por lo que hay elegir bien cuáles se eligen. Por ejemplo:

La publicación de comentarios en Facebook debe ser constante aunque no excesivamente frecuente y nos servirá para hacer concursos, encuestas y compartir fotos y vídeos.

Twitter actualizaremos nuestro perfil con mayor asiduidad comentando noticias de actualidad sobre nuestra marca, (sorprendentes, con gancho y que resulten interesantes para intentar crear una gran viralidad). No debemos twittear demasiado ni, por supuesto, no twittear nada en absoluto, como en todo, en el punto medio está la virtud. Sus resultados muestran que el mayor impacto y número de “retuits” se logra cuando publicamos entre 4 y 5 comentarios al día.

YouTube, conseguirá acercarnos a nuestro público objetivo al aspecto más visual de la marca y en los vídeos de nuestro canal podemos incluir desde anuncios, eventos, entrevistas a directivos, empleados otros usuarios/consumidores que aporten credibilidad y buena imagen de nuestro producto.

En general una buena comunicación online desde una marca solo implica dedicación, constancia e interacción y atención al usuario -contestar a los comentarios, responder a las preguntas y atender las sugerencias- para generar confianza, fidelización y mejorar la imagen. Sobre todo, las redes sociales son usadas en la actualidad para lanzar exitosas campañas de publicidad o marketing en las que promocionan sus nuevos productos con concursos, regalos, campañas y noticias positivas relativas a los nuevos lanzamientos o marca en general.

En los últimos tiempos escuchamos en el entorno online el término inbound marketing. Pero, ¿a qué se refiere realmente? No es otra cosa que un término complejo que engloba distintas técnicas que hasta ahora se trabajaban de manera independiente. Su principal ventaja es que relaciona todas las herramientas y las combina para maxificar sus objetivos.

Para conseguirlo se necesita: 

Atraer tráfico a la web a través del marketing de contenidos: Se emplean una serie de estrategias a través del uso de distintas palabras claves para conseguir llegar a un público objetivo concreto. Para ello se suelen realizar blogs corporativos. 

SEO: Técnica por la cual se consigue una mayor visibilidad en buscadores. Para conseguirlo, se emplean técnicas específicas marcadas por el algoritmo de Google. 

Social Media marketing: A través del uso de las redes sociales se puede llegar al consumidor final y crear una comunicación bidireccional en la que la empresa puede aprender con escuchar al usuario.

Landing Pages: Se usan como "páginas de aterrizaje" cuando se está haciendo una campaña concreta en la que se buscan registros de los usuarios. Con ello, las empresas consiguen tener información del usuario (email y teléfono) que pasarán a formar parte de su base de datos. 

Con el empleo de todas estas técnicas, se consigue aumentar y posicionar la imagen de la empresa. 

Según Avinash Kaushik, experto en el análisis web, se puede definir la analítica digital como “el análisis de los datos cualitativos y cuantitativos del negocio y la competencia para impulsar una mejora continua de la experiencia online que tienen tus clientes y potenciales clientes, para que se traduzca en alcanzar los resultados deseados (on-line y off-line)”.

Y es que, el objetivo principal de Google Analytics,  es facilitar el análisis de las acciones de marketing que se están llevando a cabo para la promoción de la marca. Esto que parece tan sencillo, no lo es, pero sin duda, se ha convertido en algo imprescindible para todo community manager. Una vez se tengan los datos, se pueden tomar decisiones de gran importancia en materia de marketing online. Sea cual sea el tipo de acción de marketing, con Analytics se puede medir su impacto y repercusión. De este modo, la marca es capaz de adelantarse a las acciones de sus usuarios y conseguir que haya más conversiones en su sitio web.

Google Analytics ofrece informes de seguimiento de gran utilidad para tres tipos de perfiles web: empresarios, departamento de marketing y webmaster con distintos objetivos:

Empresarios: Pueden analizar cuáles han sido las acciones de marketing más eficaces. También podrá obtener información sobre los clientes y segmentos más valiosos.

Departamento de marketing: Pueden conocer la procedencia de los visitantes y las acciones que realizan durante su visita en la página web. Además, se puede conocer cuál ha sido la creatividad publicitaria que mejor ha funcionado para el cliente en cuestión.

Webmaster: Obtienen información sobre en qué punto abandonan la página web los visitantes y los términos de búsqueda más usados por los clientes  potenciales. Conociendo esta información, se pueden realizar acciones que ayuden a retener al usuario más tiempo en la página web.

Atentos a próximas entradas del blog donde os desarrollaremos las funcionalidades de Google Analytics.